Este sitio web utiliza cookies técnicas o similares y cookies de terceros de forma agregada, con el fin de facilitar la navegación y garantizar el buen funcionamiento del servicio. Para más información o para denegar el consentimiento a la instalación de todas o algunas cookies, consulte nuestra Política sobre cookies. Al cerrar este aviso da su consentimiento al uso de cookies.

Cerca
Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Orden de Malta

 / Noticias / 

Noticias

Roma, 11/05/2017

Es para mí un honor haber sido elegido soberano y superior religioso de la Orden de Malta por un año, una institución que, aún en los momentos más difíciles de su larga historia, no ha dejado de honrar su fe católica y hacer frente a su importante misión de ayuda a los enfermos y los necesitados.

Mi esfuerzo por promover la dimensión espiritual de nuestra Orden, nacida hace 900 años, será imparable y constante. Una de mis principales labores será trabajar en el proceso de reforma de la Constitución de la Orden, para cuyas cuestiones institucionales se han lanzado ya consultas.

La Orden de Malta ha crecido más allá de las expectativas en las últimas décadas, particularmente bajo la batuta de los dos últimos Grandes Maestres, algo por lo que estamos agradecidos. Sin embargo, este crecimiento requiere una mayor responsabilidad. Por ello debemos actualizar algunas normas y modernizar el sistema de gobierno, el papel y la dimensión de la Orden, manteniendo al mismo tiempo inamovibles las características actuales y los ideales de la Orden.

Aprovecho la ocasión para afirmar igualmente mi firme compromiso y mi dedicación absoluta en pos del desarrollo y difusión de la importante acción de la Orden de Malta, a través de sus numerosas asociaciones, cuerpos de ayuda y de voluntarios y sus embajadas en 120 países, algunos de los cuales trágicamente golpeados por la violencia, la pobreza y las catástrofes naturales.

Vivimos en una época de inquietud e incertidumbre. Las emergencias humanitarias, que provocan desplazamientos y un número siempre creciente de refugiados, van desgraciadamente en aumento a nuestro alrededor. Aumenta el número de personas que necesitan desesperadamente alimentos, asistencia médica y apoyo social y espiritual, y tenemos el deber de ayudarles.

Quisiera transmitir mi más sincero agradecimiento a los miembros, voluntarios, médicos, enfermeros y socorristas de la Orden que en todo el mundo, con una pasión y una dedicación inagotables, dan testimonio de nuestra misión hospitalaria. Pido ayuda a Nuestra Señora de Filermo y confío en todos ustedes, en sus oraciones y su compromiso, para darme fuerzas durante mi mandato.

Que el Señor esté con ustedes y con nuestra querida Orden.

mensaje de video del lugarteniente del gran maestre de la soberana orden de malta

Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Palacio Magistral, Via Condotti, 68 – Roma – Italia

Tel. +39.06.67581.1 | info@orderofmalta.int